Blog

Zero Waste 101

Varias personas me sugirieron que escribiera claramente lo que significa ser Zero Waste, así que a continuación les cuento de qué se trata de una manera más concisa y los beneficios que nos brinda.

En primer lugar quiero aclarar que la definición literal de Zero Waste, o Basura Cero, es una UTOPÍA. ¡Sería imposible no generar absolutamente nada de basura! También hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo y que cada uno tiene que ir haciendo lo que pueda de manera PROGRESIVA. Sería una locura intentar de cambiar todos nuestros hábitos de un día para el otro, lo mejor es ir tomando un hábito o dos a la vez porque sino no va a ser viable. Lo que más me ayudó a mí es analizar la basura que generaba y buscar reemplazos, para los plásticos en primer lugar.

Aclaradas esas dos cuestiones, les escribo en ítems primero lo que significa y luego los beneficios. El Zero Waste se basa en cinco R: Rechazar, Reducir, Reusar Reciclar y Rot (compostar).

RECHAZAR (1)

  • Rechazar: pedir que no nos pongan plásticos en la comida o bebida que pedimos, no aceptar bolsas al comprar, no tomar las muestras gratis de productos que se dan en la calle… Esta debe ser la más difícil de cambiar porque no depende sólo de nosotros, constantemente estamos bombardeados por descartables y sin darnos cuenta los tomamos.
  • Reducir: este aspecto es el que nos hará gastar menos dinero. Zero Waste también se trata de minimalismo, de tomar sólo lo que realmente necesitamos. Nuestra forma de vida nos llevó al consumismo masivo y la mayoría de las veces adquirimos cosas que no son imprescindibles. De esta forma pensaremos dos veces antes de comprar cosas innecesarias. Además, siempre es mejor adquirir REUSABLES y no descartables, y artículos de segunda mano.
  • Reusar: se trata de analizar lo que estamos por tirar y ver si lo podemos usar para otro fin, de reparar los objetos antes de tirarlos porque “es más fácil comprar otro”, de darle una segunda vida a las cosas. ¡Me encanta este aspecto porque libera la creatividad! Por ejemplo: en vez de tirar las semillas de calabaza se pueden hornear y comerlas como las que compramos; en vez de tirar una camiseta de puede donar o convertirla en una bolsa (ya les pasaré tutorial); en vez de tirar el agua que sobró podemos regar las plantas…
  • Reciclar: el plástico es el material que menos porcentaje de reciclaje tiene, por ello siempre es mejor elegir productos que estén envueltos en cartón, papel o aluminio. Y si se puede, limpiarlos antes de desecharlos.
  • Rot (Descomponer): ¿Sabías que los desechos orgánicos que llegan a los basurales no se descomponen porque, por la contaminación, no tienen el oxígeno suficiente para hacerlo? Compostando no sólo nos aseguramos que los desechos se descompongan sino que podemos utilizar el abono para nuestras plantas.

Y a continuación les comento los beneficios que encontré que genera este estilo de vida hasta ahora.

  1. El beneficio económico que da es tremendo. Hace que no gastemos en productos innecesarios, que cuidemos al máximo lo que tenemos y que compremos de segunda mano, que siempre es más barato. Al principio puede parecer que no es así, ¡pero créanme cuando les digo que sí!
  2. Tiene beneficios para nuestra salud. ¿Se dieron cuenta que la mayoría de los productos envasados son procesados y tienen todo tipo de ingredientes? Comprar a granel o artículos sueltos nos hace consumir productos frescos, sin tantos conservantes y procesos. Además, el plástico que está en contacto con el producto lo contamina, entonces también nos libramos de eso.
  3. Encontré que también beneficia nuestro conocimiento sobre el mundo. No sólo despierta la creatividad para reciclar y reusar, sino que, al menos a mí, me llevó a informarme de dónde viene y a dónde va lo que compramos, comprendiendo un poco más como funciona nuestro planeta.
  4. Beneficia a la comunidad local. Comprar en el mercado, en la verdulería de la esquina, en tiendas pequeñas o en la panadería hace que los pequeños comerciantes se beneficien y no las grandes cadenas de supermercados. Pueden pensar que a los supermercados no les afectará en nada que una sola persona no compre más allí, pero a los comercios locales les significa muchísimo cada persona que adquiere sus productos.
  5. Y los beneficios para la naturaleza son increíbles. Habrá menos plásticos en el mar que dañen a los animales, habrá menos desechos que contaminen el aire y la tierra en la que vivimos…. podría seguir y seguir con los ejemplos, pero simplemente es importante saber que el mundo será mejor gracias a nuestros hábitos.

Espero que la explicación haya quedado clara, ¡cualquier pregunta no duden en consultarme!

2 comentarios en “Zero Waste 101”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s